Disseny de piscines interiors en hotels

//Disseny de piscines interiors en hotels

Disseny de piscines interiors en hotels

Para aquellas personas que viajan durante cualquier temporada del año, y se desplazan por igual a destinos fríos o cálidos, las piscinas se convierten en una de las principales características que buscan en un hotel.

Y qué mejor manera que disfrutar de una piscina que asegurando que ésta se encuentra a la temperatura adecuada y que podremos nadar durante cualquier día del año.
Los hoteles que disponen de piscina interior, suelen disponer de mayor puntuación en los buscadores online, los huéspedes no sólo buscan una piscina interior climatizada sino que cada vez más priorizan el que el hotel disponga de un espacio de aguas y relax.

Este tipo de espacios no sólo requieren un diseño con gran atención a los detalles si no que a nivel técnico es necesario solucionar una correcta climatización y ventilación para conseguir un ambiente interior adecuado y saludable.

¿Qué características técnicas tiene una piscina interior?

diseño_piscina_interior_hotel_01

Deshumidificación y ventilación

Para crear un espacio interior saludable donde el huésped se siente cómodo, la deshumidificación es uno de los principales factores a tener en cuenta. Esta debe ser proporcionada mediante un sistema de ventilación adecuado que mantenga la humedad a unos niveles por debajo del 60-70{7047ef4e5dd014a35aea4c5d16def3d69546cc5249fe830855f0493a3e418e5b} cuando hay personas utilizando el espacio y por debajo del 60 durante la noche o periodos en el que la piscina permanece cerrada.

Un ambiente interior en el que la humedad está controlada ayuda a prevenir el crecimiento de hongos y moho, microorganismos que invaden rápidamente ambientes húmedos y que son muy perjudiciales para la salud.

Será necesario tener en cuenta la evaporación del agua que en caso de temperaturas muy elevadas en el ambiente va a generar humedad adicional, en este caso suele ser necesario un sistema de deshumidificación mecánica junto con un equipo de ventiladores que mantengan el nivel de humedad interior estable.

Ventanas

Aunque una piscina interior puede estar ubicada en cualquier espacio del hotel y muchos propietarios aprovechan sótanos o zonas interiores para ubicar una piscina, es muy recomendable que una piscina interior disponga de ventanas directas al exterior para permitir la ventilación natural del espacio.

Sin embargo, también habrá que tener en cuenta que la diferencia de temperaturas entre interior y exterior con lleva una condensación continua en los cristales, dificultando las vistas hacia el exterior.

Una posible solución será la instalación de un chorro constante de aire caliente sobre los cristales que evite la acumulación de vapor de agua sobre los mismos.

Otra precaución a tener en cuenta en caso de disponer de ventanas exteriores será los materiales los que se componen los marcos y puertas. Aunque desde el estudio siempre recomendamos trabajar en la medida de lo posible con materiales naturales, es verdad que en el caso de ambientes tan húmedos trabajar con materiales como el aluminio puede ahorrarnos quebraderos de cabeza evitando que las condensaciones de agua dañen la madera.

Mantener la temperatura adecuada

La principal recomendación es mantener la temperatura interior un máximo de 2° por encima de la temperatura del agua de la piscina, de esta forma reducimos la posibilidad de evaporación del agua al igual que la humedad Y nos aseguramos que los sistemas de deshumidificación y ventilación funcionan de forma más efectiva.

diseño_piscina_interior_hotel_00

Aislamiento

El aislamiento del espacio va a ser uno de los factores clave para evitar la pérdida de calor y conseguir un espacio energéticamente eficiente.

Por supuesto, siempre es mejor que el aislamiento se ha incorporado durante el proceso de construcción de la piscina interior, sin embargo hay muchas veces que en caso de rehabilitaciones o ampliaciones de hoteles los espacios deben ser acondicionados, en ese caso será necesario tener en cuenta que no se generen puentes térmicos -puntos en los que se produce una pérdida de calor- que generan condensaciones.

El material seleccionado para el aislamiento debe ser a prueba de humedad, permitiendo que el agua condensada en el mismo pueda ser evacuada.

Es aconsejable aislar no únicamente las paredes si no también suelos y techos.

Barreras de vapor

Para evitar que el aire caliente y húmedo que se encuentra dentro de la piscina interior migre hacia otras áreas del hotel donde el aire es frío y seco se suelen instalar barreras de vapor. Éstas se colocan de forma estratégica para minimizar la migración de humedad.

Una inversión que debe ser abordada desde el diseño y la estrategia para llegar a más clientes

Como vemos, incluir una piscina interior en nuestro hotel supone una inversión compleja ya que no sólo se trata del diseño de la propia piscina y del espacio de aguas en sí, sino que requiere una gran cantidad de instalaciones de control de humedad y ventilación, si como una correcta solución de cada uno de los detalles constructivos para conseguir un espacio saludable.

Sin embargo, invertir en una piscina interior supone posicionarnos por delante de nuestra competencia ya que la estancia en nuestro hotel tiene un valor añadido durante todo el año, la temporada se alarga y liamos nuestro nicho de mercado llegando a nuevos clientes que llegan a nuestro hotel buscando un espacio de relajación y bienestar.

iluminacion_hotel_02

– – – – – – – – –

Si su hotel está valorando una ampliación o reforma que incluya una piscina interior, no dude en contactar con nuestro equipo de arquitectura.

Despacho está especializado en la construcción y reformas de hoteles y trabajamos juntos nuestros clientes definiendo una estrategia conjunta para ayudarles a llegar a nuevos huéspedes.

2019-01-28T12:54:50+00:0023 octubre 2015|