About Dani Marketing

This author has not yet filled in any details.
So far Dani Marketing has created 18 blog entries.

LA ARQUITECTURA Y LOS SENTIDOS SENSORIALES – 10

Al definir la arquitectura de los sentidos, es lógico interesarse por cuáles son estos sentidos y cómo actúan como exploradores de la percepción. Analizamos aquí el tercer sentido de los llamados propioceptivos: el sentido del contacto corporal.

El ser humano siente y percibe gracias a las sensaciones captadas por nuestros órganos sensoriales. Desde Aristóteles se habla de cinco sentidos externos básicos llamados exteroceptivos: la visión, la audición, el olfato, el gusto y el tacto. Además de estos sentidos clásicos, las investigaciones psicológicas realizadas a partir de los años cincuenta plantean los sistemas sensoriales, que van más allá de los originales.

Sentido del contacto corporal o hàptico

El termino háptico fue usado por primera vez por el psicólogo húngaro Géza Révész en 1950. Lo háptico se produce cuando el sistema táctil o cutáneo y el cinestésico se combinan para proporcionar información. El tacto pasivo se produce cuando el elemento que lo recibe está inmóvil. El tacto activo se da cuando existen movimientos de exploración perceptiva como es el caso de la percepción háptica: percibimos a través del cuerpo.

Tocar es una necesidad humana; el contacto físico es imprescindible para el desarrollo. Durante la Segunda Guerra Mundial se observó que los niños refugiados en hospicios cuidados por enfermeras o monjas vivían menos que los niños cuidados por sus madres encarceladas, hasta el extremo que los niños de las instituciones fallecían por falta de estímulos.

El psicoterapeuta Claude Steiner desarrolló la teoría de las caricias o reconocimiento: el hombre tiene tanta necesidad de reconocimiento que prefiere recibir caricias negativas a no recibirlas.

Según el psicólogo Ashley Montagu, la comunicación y la confianza empiezan con un simple gesto: tocar es la auténtica voz del sentimiento. Mediante la exploración táctil nos aproximamos a la textura de los materiales (regularidad, densidad, contraste interno y grano). Hoy en día, la carencia de tacto que sufren las personas se atribuye a la tecnología: la imagen y las palabras han sustituido el contacto físico.

 

Sentidos exteroceptivos:

Vista     Oído     Olfato     Gusto     Tacto

Sentido interoceptivo:

Sentido del bienestar físico

Sentidos propioceptivos:

Sentido de la orientación

Sentido de la posición corporal

Sentido del movimiento corporal

Presentación del libro La Arquitectura de los Sentidos

El pasado jueves, 21 de Abril, tuvo lugar la presentación del libro La Arquitectura de los Sentidos, del arquitecto Claudi Martínez, en el marco incomparable del establecimiento Cubiñá, ubicado en la Casa Thomas.

En dicha presentación intervinieron el Director de Cubiñá, Edgar Cubiñá; Ferran Ventura, editor de Recolectores Urbanos, que participó a través de un vídeo al no poder estar presente; Luís Ángel Domínguez, profesor de l’Escola Superior d’Arquitectura y, finalmente, Claudi Martínez, el autor de la obra, que presentó una ponencia que enfrentaba la arquitectura de los sentidos con la arquitectura centrada en la forma. La tesis presentada captó el interés de los asistentes que, al finalizar la exposición, participaron en un debate muy interesante.

Al terminar, el autor firmó ejemplares de su obra.

Alvar Aalto – La arquitectura interminable

«La arquitectura no es una ciencia. Sigue siendo el gran proceso sintético de la combinación de miles de funciones humanas definidas.»

Hugo Alvar Henrik Aalto (1898-1976) fue un arquitecto y diseñador finlandés.

Formó parte del Movimiento Moderno y participó en los CIAM (Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna). Ha sido el único arquitecto de la Segunda generación del Movimiento Moderno reconocido como «maestro», equiparándose así a los grandes maestros del Periodo heroico del Movimiento Moderno como Le Corbusier, Mies van der Rohe , Gropius y Frank Lloyd Wright.

Aalto se empapó de la arquitectura moderna e internacionalizadora, pero nunca estuvo del todo convencido de que el movimiento moderno evolucionase hacia lo que él consideraba necesario: una arquitectura más humana. Así, buscó la manera de agregar las variables de cada territorio y cultura. Pensaba en las relaciones de las piezas por sí mismas y en aras de un todo que atendía a cultura, sociedad y emplazamiento, extendiendo el razonamiento a los propios materiales. Esto hacía partir a Aalto, según se desprende de sus escritos, de la preocupación por la humanización de la arquitectura, en la que esta se entiende como propuesta cultural que responda a una sociedad concreta y no solo como algo funcional y técnico; la manera de conseguirlo era proyectando espacios que fueran simultáneamente funcionales y ergonómicos, lo que terminó desembocando en la adopción de una arquitectura orgánica, cálida y más cercana a la Naturaleza.

LA ARQUITECTURA Y LOS SENTIDOS SENSORIALES – 9

Al definir la arquitectura de los sentidos, es lógico interesarse por cuáles son estos sentidos y cómo actúan como exploradores de la percepción. Analizamos aquí el tercer sentido de los llamados propioceptivos: el sentido del movimiento corporal.

El ser humano siente y percibe gracias a las sensaciones captadas por nuestros órganos sensoriales. Desde Aristóteles se habla de cinco sentidos externos básicos llamados exteroceptivos: la visión, la audición, el olfato, el gusto y el tacto. Además de estos sentidos clásicos, las investigaciones psicológicas realizadas a partir de los años cincuenta plantean los sistemas sensoriales, que van más allá de los originales.

Sentido del movimiento corporal o cinestésico

Es el sentido de los movimientos de las diferentes partes del cuerpo. Este sistema recibe información sensorial de los receptores situados en las articulaciones óseas, los músculos y los tendones, y nos ayudan a evaluar nuestra capacidad para efectuar un determinado esfuerzo.

La percepción cinestésica es la que obtenemos de los músculos y de los tendones cuando la percibida por la piel se ha eliminado.

Como ha escrito Robert Yudell: «El movimiento deja de ser un conjunto de acciones reflejas, indeterminadas e indescifrables, para convertirse en una interacción organizada y profundamente sentida con la materia positiva del espacio. El bailarín y el espacio aparecen así como compañeros inseparables que se inspiran mutuamente».

El movimiento hacia arriba simboliza el crecimiento, el anhelo y la llegada, y el movimiento hacia abajo simboliza la absorción, la inmersión y la compresión.

 

Sentidos exteroceptivos:

Vista     Oído     Olfato     Gusto     Tacto

Sentido interoceptivo:

Sentido del bienestar físico

Sentidos propioceptivos:

Sentido de la orientación

Sentido de la posición corporal

 

Juhani Pallasmaa – La aquitectura y los sentidos

“Veo la tarea de la arquitectura como la defensa de la autenticidad de la experiencia humana.”

Juhani Pallasmaa (Hämeenlinna, 1936) es arquitecto finlandés y trabaja en Helsinki.

Fue profesor de arquitectura en la Universidad de Tecnología de Helsinki, director del Museo de Arquitectura de Finlandia (1978-1983) y profesor invitado en diversas escuelas de arquitectura de todo el mundo. Es miembro de la Asociación Finlandesa de Arquitectos, y miembro honorario del Instituto Americano de Arquitectos.

Además de su trabajo como arquitecto, su actividad profesional se ha desarrollado en los ámbitos de la planificación urbanística y del diseño gráfico, de exposiciones y de productos y ha publicado cerca de treinta libros y numerosos artículos sobre las filosofías de la arquitectura y del arte en más de treinta idiomas. De entre todos ellos destaca el libro “Los ojos de la piel. La arquitectura y los sentidos”, que se ha convertido en un clásico de la teoría de la arquitectura y que es de lectura obligatoria en diferentes escuelas de arquitectura de todo el mundo.

Más recientemente, Juhani Pallasmaa ha escrito el prólogo del libro del Claudi Martínez La arquitectura de los sentidos”, avalando la trayectoria de Criteria Arquitecthos.

En el siguiente enlace podéis leer una entrevista a Juhani Pallasmaa titulada “La arquitectura y sus sentidos”: https://www.arquine.com/conversacion-con-juhani-pallasmaa/

¿URBANISMO TÁCTICO?

El Urbanismo moderno ha progresado mediante los Planes de Ordenación Urbana. Barcelona ha sido modélica con el Pla Cerdà, el Urbanismo de los Juegos Olímpicos, el esfuerzo del Urbanismo táctico recuperando los patios de la manzana de l’Eixample, los proyectos de urbanización de la Vila Olímpica, la inteligente reforma de un tramo de la Diagonal y el inmenso trabajo de Parques y Jardines. Destaca, además, la excelente producción de mobiliario urbano.

Recientemente ha aparecido en Barcelona el erróneamente llamado Urbanismo táctico que no es urbanismo porque en lugar de ordenar, desordena, y en todo caso ejecuta obras de urbanización más propias de una República, no precisamente catalana, más bien bananera. Cansados de ver nuestra ciudad llena de pintadas en las paredes, ahora asistiendo con estupefacción a la pintada de los pavimentos y colocación de barricadas. Qué pensaríamos si, viajando a París o Roma, nos encontráramos con este panorama? Luchar contra el cambio climático no justifica destrozar el barrio de l’Eixample, mucho menos cuando lo que se necesita son viviendas sociales.

Esta situación representa un gran retroceso y por eso animo a los barceloneses a que expresen sus opiniones, al fin y al cabo Barcelona no deja de ser nuestra memoria colectiva.

Ejemplo de falso urbanismo táctico del Ayuntamiento de Barcelona.

Ejemplo de buen urbanismo táctico: la recuperación del patio de la manzana de l’Eixample, donde se encuentra el Palau Macaya (Paseo de St. Joan). La foto fue realizada desde la entrada por la calle Roger de Flor, recuperando la fachada posterior del Palau Macaya que quedaba oculta.

LA ARQUITECTURA Y LOS SENTIDOS SENSORIALES – 8

Al definir la arquitectura de los sentidos, es lógico interesarse por cuáles son estos sentidos y cómo actúan como exploradores de la percepción. Analizamos aquí el segundo sentido de los llamados propioceptivos: el sentido de la posición corporal.

Una buena posición corporal, y ejercitarla, es vital para nuestro día a día.

El ser humano siente y percibe gracias a las sensaciones captadas por nuestros órganos sensoriales. Desde Aristóteles se habla de cinco sentidos externos básicos llamados exteroceptivos: la visión, la audición, el olfato, el gusto y el tacto. Además de estos sentidos clásicos, las investigaciones psicológicas realizadas a partir de los años cincuenta plantean los sistemas sensoriales, que van más allá de los originales.

Sentido de la posición corporal o de la postura

En cada momento, tenemos una idea de la posición o postura de las diferentes partes de nuestro cuerpo, lo cual se debe a las articulaciones, tendones y músculos, que nos permiten mantener la posición y el equilibrio del cuerpo. Las manos utilizan los sentidos cutáneos y propioceptivos porque con ellos exploramos los objetos que tenemos a nuestro alrededor. Además, las utilizamos para comunicarnos emocionalmente; gracias a ellas, se ha producido el desarrollo técnico y científico.

La ergonomía estudia la postura correcta que debemos adoptar ya sea en situación estática, como por ejemplo estar sentados o bien dinámica, como elevar un objeto pesado.

 

Sentidos exteroceptivos:

Vista     Oído     Olfato     Gusto     Tacto

Sentido interoceptivo:

Sentido del bienestar físico

Sentidos propioceptivos:

Sentido de la orientación

La Arquitectura de los Sentidos (1/8) Una propuesta para la intimidad y el recogimiento

Esta serie de artículos que aquí iniciamos está dedicada a la Arquitectura de los Sentidos aplicada a la arquitectura religiosa. 

La Arquitectura de los Sentidos es una arquitectura que va más allá de la forma y de la visualidad. Es una arquitectura para ser vivida, no solo contemplada, en la que participan todos los sentidos: el oído, el olfato, el gusto, el tacto y la vista.

La comunión entre el hombre y sus sentidos se puede encontrar en algunas arquitecturas religiosas donde la intimidad y el recogimiento están presentes. No hablamos tanto de espacios geométricos como de espacios habitables por el hombre. Es una arquitectura humanista que busca el bienestar, el confort físico y espiritual, el encontrarse a gusto. No busca el impacto visual sino que va más allá: la Arquitectura de los Sentidos se descubre lentamente a partir de un viaje emocional por el color, por los materiales que gracias a su plasticidad conmueven, por la luz que se materializa con una gran intensidad y por el predominio de unos acabados que se expresan táctilmente. Los espacios fluyen con densidad y eso permite que nuestra imaginación fluya por el interior del templo o capilla.

En esta serie de artículos expondremos unos ejemplos de Arquitectura de los Sentidos de templos o capillas edificados entre los años 1957-1997. Cada uno de ellos pone la mirada en estos aspectos: la luz materializada, el sentido emocional del color, la materialidad que caracteriza la construcción; otros templos son como un instrumento musical con cualidades acústicas notables; otras capillas por su dimensión más reducida consiguen el sentido de recogimiento e intimidad buscado.

Como dice el arquitecto Steven Holl, “hemos de intentar acceder a una vida interior que revela la intensidad luminosa del mundo. Solo a través de la soledad podemos comenzar a adentrarnos en el secreto que nos rodea.” La arquitectura tiene el poder de inspirar y transformar nuestra existencia día a día.

LA ARQUITECTURA Y LOS SENTIDOS SENSORIALES – 7

Al definir la arquitectura de los sentidos, es lógico interesarse por cuáles son estos sentidos y cómo actúan como exploradores de la percepción. Analizamos aquí el primer sentido de los calificados como propioceptivos: el sentido de la orientación.

El equilibrio, imposible sin el sentido vestibular.

El ser humano siente y percibe gracias a las sensaciones captadas por nuestros órganos sensoriales. Desde Aristóteles se habla de cinco sentidos externos básicos llamados exteroceptivos: la visión, la audición, el olfato, el gusto y el tacto. Además de estos sentidos clásicos, las investigaciones psicológicas realizadas a partir de los años cincuenta plantean los sistemas sensoriales, que van más allá de los originales.

Sentido de orientación, del equilibrio corporal o vestibular.

Cualquier persona, en todo momento, tiene idea de la posición de su cabeza y del plano del suelo y del equilibrio gracias al sentido vestibular. Se denomina así porque utiliza estructuras radicadas en el vestíbulo, en el oído interno, y contribuye de manera decisiva, en la orientación espacial y de toda clase de movimientos.

Ignacio Morgado explica que la información de este sentido va del oído interno hasta el cerebro y se integra con la información proporcionada por la vista, músculos, articulaciones y la piel. Sin el sentido vestibular perderíamos el equilibrio, especialmente cuando caminamos o realizamos movimientos complejos haciendo deporte.

 

Sentidos exteroceptivos:

Vista     Oído     Olfato     Gusto     Tacto

Sentido interoceptivo:

Sentido del bienestar físico

 

 

Go to Top